Brujas y Nigromantes. Hermandad.

Bueno, bueno, bueno Brujillos y Brujillas, hoy os traigo una de las novedades que han caído recientemente en mis brujiles manos. Y además de ser la primera lectura conjunta que hemos hecho con mi compitrueno rubia Laura de Hecho de Letras.

Así pues, sin más dilación… ¡Dentro vídeo!

Y es que siento un amor odio por este libro muy fuertemente.

Comenzamos encontrándonos con una bruja influencer, un músico novato y malhumorado que tiene un gusto por la ropa desgastada y llevar su guitarra a cuestas y un nigromante que con problemas de emocionales que parece que se encuentra al borde de una depresión porque la bruja influencer le ha dejado. Por no hablar de sus magníficos secundarios que, no solo son las dos amigas inseparables de la protagonista y la hermana del músico novato que pertenece a la policía mágica.

Y Bartolomé, el gato independiente que te mira mal si le dices que es el familiar de una bruja <3

La acción se desarrolla en la ciudad de Madrid, cosa que a mi, personalmente, me encanta porque cuando va nombrando diferentes lugares, barrios o zonas mi mente las va evocando gracias a los asiduos viajes que hago a la capital. Es algo que me ha gustado en sobremanera porque te hace estar familiarizado con el entorno que presenta, al menos en la opinión de una servidora.

Sin lugar a dudas, para mí, una amante de las brujas tradicionales, con sus calderos, escobas y hechizos, sus gatos y murciélagos y los nigromantes al uso. Esos seres que veneran y utilizan el poder de la muerte mediante hechizos que no sólo usan las sombras sino que también las vísceras, los cadáveres y los huesos, cuando me encontré con ese panorama tras los primeros capítulos, no sabría decir si me explotó la cabeza o si estaba ante una genialidad que pese a ser un cliché en masa me iba a acabar enganchando.

Pues más o menos un 50/50.

Porque como he dicho, es un cliché en masa por todos esos elementos tan típicos de las novelas juveniles y fantásticas pero a la vez, las cosas se van poniendo más interesantes y se van dando muchas situaciones que a mi me parecen cuanto menos divertidas ya no sólo por los problemas que hay entre el Aquelarre de Madrid y La Hermandad de los Nigromantes, sino los intentos de situaciones cómicas que se dan en ciertos momentos en los cuales la tensión debería ser más que palpable.

– Es una larga historia. Versión breve: estoy atrapada en la despensa de una casa de brujas. La del aquelarre, concretamente.

¿Brujas? ¿Ha dicho brujas?casi veinte años de su vida sin prestar la más mínima atención a las mujeres con poderes mágicos y de repente estaban por todas partes.

-¿Y cómo has llegado hasta ahí, Gretel? Espera, ¿todo esto me convierte en Hansel? ¿Has dejado unas miguitas por el camino para que te pueda seguir?

-¿Estás borracho?

– Nada que ver. ¿Estás en una despensa?

Capitulo 18 – Brujas y Nigromantes; Hermandad.
Raquel Brune

Poco a poco, capítulo a capítulo la historia me fue atrapando para finalmente engancharme. Ya os digo, a mi esos pequeños momentos que la autora intentaba hacer alguna pequeña risa o sátira me encantaban.

Además de que la relación que tiene Leticia con Lucas me recuerda demasiado a la que tengo yo con mi hermano, lo que me hace sentir cierta nostalgia. Ahora bien, ha habido algo que no me ha terminado a mi de convencer ¿Qué es eso de cambiarme los arcanos del Tarot? Indignación máxima. Es broma. No me lo esperaba y fue otro punto interesante además de la sociedad sobrenatural que nos presentan en pleno corazón de Madrid.

Por otro lado, desde que leí su sinopsis una de las cosas que más me llamaban la atención era la frase de “Las brujas ya no se esconden… Tras siglos de persecución las brujas al fin pueden mostrarse ante el mundo sin miedo.” Es verdad… a medias.

Las brujas se siguen escondiendo pero dejan ver ligeras muestras de lo que son realmente ya sea por RRSS, YouTube, Instagram… pero nadie cree que sean brujas como tal. Así que por eso se trata de una verdad a medias.

Pero bueno, se compensa con la trama. Lo cierto es que finalmente, vas leyendo, leyendo y cuando te das cuenta, ya has terminado el libro. Es entretenido y al menos en mi caso tuve las risas aseguradas. Soy de humor fácil

Pero bueno, hasta aquí la reseña de hoy.

Y si queréis conseguir el libro, podéis hacerlo directamente desde aquí.

¡Hasta la próxima Brujillos y Brujillas!

3/5

Y no te olvides, puedes apoyar al Rincón del Nephilim mediante nuestro enlace patrocinado de Amazon. Simplemente, entrando desde el vínculo a hacer cualquiera de tus compras, Amazon nos destinará varios centimillos para sufragar sorteos y regalos y a vosotros no os supondrá ningún coste adicional.

Sandra

Sandra

Sandra de Lucas (León, 1996) es una apasionada de la literatura que adora vivir aventuras de la mano de un buen libro. Antes de dedicarse al mundillo literario quiso ser criadora de dragones (pero la idea no llegó demasiado lejos, no sé yo porque…). Actualmente es escritora, blogger y podcaster a tiempo completo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *