Ciudad del Norte. Crónicas de Zézalo I

Tenía muchísimas ganas de reseñar este libro, entre otras cosas porque su autora me parece una persona extraordinaria. Así que no voy a haceros esperar más y de cabeza a la historia.

La próspera localidad enana de Ciudad del Norte ha sido atacada por demonios, servidores de Razemón, Dios de la Muerte y la Oscuridad. Los motivos se desconocen, pero uno de sus habitantes, Ólubol, ha conseguido escapar y marcha en busca de ayuda.

Pocos hay interesados en su causa, demasiado temor hacia el eterno enemigo de los Sacerdotes del Reino de Zézalo, pero consigue hallar a un grupo de compañeros dispares: Raidem, un joven humano de gran corazón e igual altura, busca tener su primera aventura, Sazervize, una muchacha neferlande de espíritu enérgico y gusto por lo ajeno, pretende conseguir fortuna, Irness, guerrera de carácter hostil, desea recuperar un objeto robado y Sagart, mago y taciturno personaje que acaba envuelto en esta aventura de manera accidental. Todos ellos recorrerán parte del Reino de Zézalo para intentar salvar la ciudad y, durante su trayecto, se encontrarán con otras adversidades que les harán conocerse mejor y descubrir los secretos ocultos de algunos de ellos. 

Sinopsis

LA AUTORA

Rocío Cervera Muñoz nacida en Barcelona, España, en 1980. Ha trabajado como ilustradora y diseñadora gráfica y está es su primera obra literaria. Su gusto por el dibujo y la fantasía, además de su interés por el mundo medieval, inspiraron esta historia.

Ciudad el Norte fue escrita en sus años de instituto y posteriormente retocada hasta su edición en 2019; la primera de una saga de aventuras fantásticas que espera tener una buena aceptación entre los lectores.

La Historia

La historia, desde el inicio te atrapa debido al misticismo que tienen diversos de los personajes, además de que cuenta con unas descripciones precisas y para nada pesadas. Desde el minuto cero puedes imaginarte a los personajes, los escenarios y sobre todo la aventura que nos relatan sus páginas.

Fantasía épica o fantasía medieval, como más os guste llamarla, en estado puro. Las 166 páginas nos narran las aventuras de los variopintos personajes hasta La Ciudad del Norte, un emplazamiento que ha sido tomado y destruido por los demonios liderados Kleff, un señor de la Tinieblas cruel y sanguinario al servicio del Dios de la Muerte.

Básicamente la historia empieza cuando un enano, de nombre Ólubol emprende su regreso para liberar la ciudad y comienza a reclutar aspirantes héroe por el camino. El primero es Raidem, un humano originario de la ciudad de Ákime… posteriormente se une a ellos una neferlande llamada Sazervize, en la ciudad de Basley (no negaré que mi mente cuando leyó por primera vez el nombre de la ciudad cambió la palabra por Baylis) y finalmente Irness y Sagart, este último, prácticamente por accidente.

Uno de los apartados más curiosos de la historia desde mi punto de vista, sobre todo como escritora de fantasía, es la cantidad de razas, magias y estirpes diferentes que encontraremos en sus páginas.

Otro dato que yo resaltaría es que pese a seguir la clásica estructura del viaje del héroe hay un matiz que le aporta frescura. Cada uno de los personajes tiene su propia motivación para embarcarse en el viaje y todos tienen una cosa clara, solos no pueden lograrlo.

La acción desde el primer capítulo hará que no puedas parar de leer.

Según avanza la historia también lo hacen sus personajes, con una personalidad ya marcada de base, evolucionan y crean lazos entre ellos creando así una unidad. También nos encontraremos escenas de humor y sátira que nos sacarán varias sonrisas.

Una historia muy completa y que tiene de todo lo que podamos imaginar… sobre todo ese toque de misterio que a mi tanto me gusta pero recalcaré de nuevo sus personajes, porque de verdad, están muy bien construidos, no son para nada planos, al contrario y eso sumado a la evolución y a la manera de conocer sus historias y motivaciones es una de las cosas que más me ha encantado del libro.

Quizás un pequeño defecto que he encontrado, porque soy demasiado cuadriculada y pejiguera para esas cosas, es que algunas palabras estaban separadas por guión porque no entraban en la misma línea y eso es algo que me pone demasiado nerviosa. Manías propias como bien digo.

Y algo que me encantaría sería poder contar con un pequeño glosario para conocer las razas y sobre todo sus culturas y diferencias entre sí…

Ansío echarle el guante a la siguiente parte…

Sandra

Sandra

Sandra de Lucas (León, 1996) es una apasionada de la literatura que adora vivir aventuras de la mano de un buen libro. Antes de dedicarse al mundillo literario quiso ser criadora de dragones (pero la idea no llegó demasiado lejos, no sé yo porque…). Actualmente es escritora, blogger y podcaster a tiempo completo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *