Los Jardines de la Luna (Malaz: el Libro de los Caídos 1)

Magia, rituales, batallas, intrigas y conspiraciones… todo ello y más es lo que os traemos este domingo de la mano del gran Steven Erikson y sus mundos de fantasía. No me voy a entretener mucho, porque ciertamente tengo demasiadas ganas de hablar de esto como para hacer una presentación de varias líneas…

La Historia.

“Enfriadas estas cenizas, abrimos un antiguo libro.Sus páginas, manchadas de óxido, narran las historias de los Caídos,del imperio en guerra, de palabras yermas. Repunta el fuego,su fulgor y las chispas de la vida no son sino recuerdosvistos por ojos entornados. ¿Qué no suscitan en mi mente?¿Qué no dibujan mis pensamientos tras abrir el Libro de Gestas,tras respirar el hondo aroma de la historia?Presta pues atención a estas palabras llevadas en aquel aliento.Estas historias son las nuestras, lo fueron entonces y ahora.Pues somos historia revivida, y no hay más. Historia sin final, y no hay más.”

Llegados a este punto y trabajando con quién trabajo a diario no debería de sorprenderme el encontrar un mundo extenso, lleno de personajes, razas, seres… y una larga lista de cosas que nunca terminan… pero lo cierto es que así es. Aun que bueno, más que la extensión del mundo (que también, no nos vamos a engañar) es la capacidad que tienen los autores de fantasía, concretamente dentro de la fantasía épica, de dar forma a ese tipo de ideas en sus mentes ¿cual es el secreto…? Nunca lo sabremos.

A lo que voy que me ando por las ramas más que Tarzán.

En este caso, Los Jardines de la Luna nos muestran en sus primeras páginas un mundo muy complejo. Es una saga destinada a hacer trabajar al lector cosa que hace que muchos de los elementos que nos encontramos dentro de este primer tomo, o en la saga en general, nos resulten sumamente oscuros y atrayentes desde el momento cero.

No esperes encontrar un glosario o unos párrafos detallando los funcionamientos de la magia, la historia de las razas y el mundo o cualquier otro elemento común en este tipo de libros. No lo vas a encontrar. Tendrás que dejarte los sesos para ir formando un esquema mental en tu cabeza y descubrir la verdad y elucubrar tus propias teorías.

Esta primera novela se divide en 7 libros con capítulos protagonizados por diferentes elencos de personajes que eventualmente convergen. 

Uno de los mayores puntos de complejidad desde mi humilde punto de vista radica en que Erikson nos mete de lleno en la acción sin ningún tipo de explicación previa. En el prólogo nos da una pequeña noción de lo que está ocurriendo con el imperio de Malaz y cómo la nueva emperatriz asumió el poder, pero todo lo demás serán interrogantes que los lectores tenemos que ir resolviendo por nuestra cuenta a medida que avanza la historia.

Considero clave las diferentes perspectivas que Erikson nos va mostrando a través de las hojas, porque son las piezas necesarias para ir vislumbrando en nuestra mente los diferentes aspectos y pinceladas del mundo ya que algunos de ellos son seres ancestrales que han vivido miles de años y nos dan pistas acerca de cómo funcionan las sendas (las fuentes de la magia en Malaz), y demás misterios que los personajes más “terrenales” desconocen. 

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que muchos de los sucesos que nos cuenta el autor giran entorno a los Dioses y sus intervenciones en los asuntos de los humanos además de en los diferentes conflictos con los que nos encontraremos a lo largo de la obra. Dato curioso. Los Dioses son presentados como seres todo poderosos pero que cometen errores, es decir, son falibles. Esto hace que muchos humanos, si son habilidosos puedan librarse de sus engaños y manipulaciones.

El capitán Paran, protagonista de este libro, es el personaje que mejor explica el conflicto entre dioses y humanos pues se ve manipulado por el Dios del azar desde los primeros capítulos.

La gran recompensa por superar los primeros libros de Los jardines de la luna es presenciar cómo se producen las convergencias. 

A lo largo del libro se menciona que «el poder llama al poder» y como consecuencia, todas las tramas terminan chocando en una enorme batalla final en la que se ven enfrentados mortales e inmortales. 

Los últimos libros de esta primera novela no dan respiro y fueron una de las experiencias más satisfactorias que he tenido al leer una obra de fantasía épica.

El Autor

Steven Erikson (15 de octubre de 1959) es el seudónimo de Steve Rune Lundin, novelista canadiense con formación tanto en arqueología como en antropología.

Su obra más conocida es la serie de fantasía en diez volúmenes Malaz: El Libro de los Caídos, de la que se habían vendido 250.000 ejemplares hasta 2006. Sf Site ha dicho de la serie “la obra más importante de fantasía épica desde las Crónicas de Thomas Covenant, de Donaldson” y Fantasy Book Review la describió como “la mejor serie de fantasía de los últimos tiempos”. El escritor de fantasía y colega Stephen Donaldson dice de Erikson que es “un extraordinario escritor”. En una entrevista para sffworld.com, Erikson reconoció sus dudas iniciales sobre el posible éxito de la serie, por lo que su popularidad a posteriori fue una verdadera sorpresa. También mencionó que la gente “odia o ama esta serie”.

Valoración

Nephilim

Nephilim

¡Técnico, Blogger y "mascota" del equipo! ¿Quieres ponerte en contacto conmigo y descubrir los cotilleos más jugosos de la redacción? Sígueme en Twitter en @NephilimBlogger

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *