La Morada (El Elfo Oscuro 1)

¿Fantasía épica de nuevo? Sí, habéis acertado. Durante este mes de enero estamos repoblando la web con fantasía épica y esta vez es el turno de este libro de R. A. Salvatore. Así que, allá vamos, rumbo a las tierras de magia y fantasía.

El Autor

Robert Anthony Salvatore es un autor estadounidense, centrado en el género de la fantasía épica. Siendo también el menor de siete hermanos, durante sus años de instituto se interesó por la literatura fantástica tras leer a Tolkien.

Comenzó a publicar varias series de libros en el universo de Reinos Olvidados, mientras que su renombre aflojó últimamente debido a sus sagas de las guerras del demonio y a sus libros de las guerras de dos estrellas. Uno de sus personajes más populares es Drizzt Do’Urden, un drow, o elfo oscuro.

(Reinos Olvidados es una saga de ficción que forma parte de un escenario de campaña para el juego de rol Dungeons & Dragons. )

Además de sus novelas, Salvatore escribió la historia para los videojuegos de PS2, Xbox y PC, trabajando con el equipo de diseño en los estudios de Stormfront.

La saga más larga es la que cuenta la historia de Drizzt Do’Urden y sus compañeros. Comprende varios tomos que han ido reuniendo paulatinamente volúmenes publicados individualmente. La gran mayoría siguen el hilo central de las aventuras de Drizzt, el elfo oscuro, aunque algunos narran las historias de compañeros o enemigos de Drizzt por separado.

La Historia

Por primera vez, en un solo volumen, la trilogía El elfo Oscuro de R.A. Salvatore, que en su día se publicó en tres libros: La morada, EL Exilio y El refugio. Drizzt Do´Urden, el Elfo Oscuro, es uno de los personajes más emblemáticos del universo de los Reinos Olvidados. R. A. Salvatore nos cuenta sus orígenes en la exótica ciudad subterránea de Menzoberranzan, donde moran los elfos oscuros desde hace milenios, su posterior exilio y aventuras en los túneles de la Antípoda Oscura, siempre huyendo de la venganza de su familia y de la maligna Reina Araña, y, por último, su salida al mundo de la superficie, donde buscará ser aceptado como un igual entre las razas del exterior.

Sinopsis

Se trata de la primera novela de esta trilogía donde comienza a relatarnos los inicios de la trepidante historia de Drizzt Do’Urden. Así que, agarrar vuestras espadas, arcos y hachas, que esto va a comenzar.

Para todos aquellos que estamos habituados a sumergirnos en las historias de los juegos de rol, cualquier libro ambientado en los escenarios de D&D nos es una gran ayuda, ya seamos jugadores o «masters» en la partida. Este es el caso de La Morada, centrada en la campaña de Reinos Olvidados del mítico Dragones y Mazmorras. Es una manera más didáctica de ir conociendo los mundos, a parte de devorar las decenas de enciclopedias que existen.

La historia nos muestra ya desde un inicio que Drizzt Do’Urden es un héroe sumamente letal que va armado con sus dos cimitarras, una moral que enamorará a más de una doncella o caballero y un felino compañero de aventuras. También nos encontramos con que por primera vez se nos muestra el mundo subterráneo de Antípoda Oscura, donde la única ley que existe, es la ley del más fuerte.

Debéis de tener algo muy en cuenta. En esta historia, en sus comienzos, nos muestra que no existen los tonos grises, que todo es, o blanco, o negro. Sobre todo cuando te encuentras que los malvados lo son, por una cuestión racial. Es una de las cosas que más rechinó mientras estaba leyendo, puesto que creo que es una mentalidad un tanto arcaica para los tiempos que corren (bueno, para estos, y para cualquier otro tiempo…).

Pero si nos ponemos a hilar fino (y seguramente muchos pondrán el grito en el cielo) ‘La  morada’ perfectamente puede ser tomada como una alegoría clara hacia la homosexualidad. Y es que Drizzt Do’Urden se siente completamente diferente a todos sus congéneres y trata de ocultarlo a cualquier precio… siendo uno de los más altos a pagar, el dolor emocional que siente durante toda la obra.

Todas las mujeres de su mundo son malvadas, ganándose el justificado desprecio del protagonista. Al mismo tiempo a la única persona que ama y admira es otro elfo oscuro de su mismo sexo, otro macho que se siente diferente a los demás y que ha sabido ocultar su condición de “distinto” a costo de ser el amante de una malvada matrona.

Además por citar un ejemplo, durante el ritual de graduación como guerrero Drow con las sensuales sacerdotisas de Loth,  Drizzt  sale huyendo asqueado y sin el menos signo de una natural excitación adolescente, al ver una mujer de su propia especie desnuda en una clara posición erótica (¿Acaso otra alegoría del padre que lleva a su hijo a perder la virginidad a un prostíbulo?). Si fuese un libro escrito por Andrzej Sapkowski (Sí, no he podido evitar hacer una referencia…) podríamos pensar todo esto,  pero creo que es una historia que simplemente peca de inocente.

Dejando todo esto de lado, La Morada, nos narra trepidantes escenas de acción, las cuales te hacen sumergirte de lleno en la batalla, desear ser tú quién esté empuñando las armas y ser quién dispute el combate. Donde las acrobacias y las fintas están a la orden del día y se describen con total detalle de forma que se hacen claramente visibles y vividas para el lector. Por otro lado, las matronas, me han recordado a todos esos padrinos y patriarcas de las mafias italianas y de series como Peaky Blinders…

En resumen, una novela que se lee rápido, es entretenida y te muestra como es la sociedad de los Drow. Un imprescindible para los amantes de las partidas de rol en mundos de fantasía medieval.

Sandra

Sandra

Sandra de Lucas (León, 1996) es una apasionada de la literatura que adora vivir aventuras de la mano de un buen libro. Antes de dedicarse al mundillo literario quiso ser criadora de dragones (pero la idea no llegó demasiado lejos, no sé yo porque…). Actualmente es escritora, blogger y podcaster a tiempo completo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *