La Espada del Tiempo

Magnus Chase y los Dioses de Asgard; La Espada del Tiempo. Este, es el libro del que venimos a hablaros en esta tarde de martes. Como bien intuiréis vamos a aventurarnos en un mundo lleno de dioses, magia y mitología. Nada nuevo cuando hablamos de Rick Riordan ¿No?

—Ejem, no mucho. Mi madre tenía un libro ilustrado que solía leerme cuando era pequeño. ¿Y no han hecho un par de películas sobre Thor?
Randolph movió la cabeza con gesto de indignación.
—Esas películas son terriblemente inexactas. Los auténticos dioses de Asgard (Thor, Loki, Odín y el resto) son mucho más poderosos, mucho más aterradores que cualquier invención de Hollywood.
—Pero… son mitos. No son reales.
Randolph me lanzó una especie de mirada compasiva.
—Los mitos son simplemente historias sobre verdades que hemos olvidados

Magnus Chase y Los Dioses de Asgard; La Espada del Tiempo.

Ya sabéis que yo soy muy dada a deambular por las librerías durante minutos y minutos (quién dice minutos dice horas y horas) a ver si algo me llama la atención. Y es que, como suele ser usual en las sagas de Rick Riordan, el policroma de sus portadas llama la atención.

Una servidora ya había leído algunas de las obras de este hombre, como es la mundialmente conocida (y destruida en el cine) saga de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo. Pero he de decir que no tenía ni la más remota idea de que había sacado algo relacionado con la mitología nórdica, así que, dije ¿Por qué no?

Y aquí estamos, hablando de un libro que comienza cargado de acción lo mires por donde lo mires. No por nada en concreto, salvo que lo primero que somos capaces de leer, es la muerte del protagonista. Sí, sí, así, tal cual. Mi cara de estupor fue un tanto extraña cuando lo leí. Pero oye, peores maneras de comenzar un libro he visto yo, esta desde luego es sumamente atrayente.

Y creerme, tras ese momento, tras la muerte de Magnus Chase, es cuando comienza la historia ¿Irónico? Un poco, todo sea dicho.

El libro nos va mostrando a lo largo de sus páginas diferentes escenarios porque se va de lleno a la mitología de los dioses nórdicos…. Nos encontramos con los nueve mundos, los nueve reinos del árbol Yggdrasil. Como podéis suponer esto hace que cada emplazamiento sea cuanto menos variopinto.

Cada mundo, esconde su cultura, su raza, secretos y Dioses, y nuestro protagonista deberá ir pasando por ellos para completar las diferentes misiones que le irán encomendando, eso sí, peligros habrá miles y pondrán a prueba la valentía y habilidad de los personajes para sobrevivir.

Mimir suspiró y expulsó espuma.
—Mis secuaces habituales no hacen tantas preguntas.
Blitz tosió.
—En realidad, sí que las hacemos, jefe. Lo que pasa que usted no nos hace caso.

Los personajes están construidos de una manera clara y trabajada, por lo que no es complicado ver entre los entresijos de su personalidad y coger cariño a aquellos con los que seamos más afines. Como habréis intuido, el protagonista es Magnus Chase un huérfano acusado de asesinar a su propia madre y que vive en las calles hasta que se entera de que su vida no ha sido más que una mentira y que nada es lo que parece realmente.

Si algo nunca falta en los libros de Riordan es su humor tan particular que no para de sacar sonrisas a los lectores y hace que al final del libro entre este factor, las aventuras y misterios, el lector se quede con un buen sabor de boca, ávido de próximas entregas de esta saga.

En definitiva, para no irnos demasiado por las ramas. Se trata del inicio de una saga, que no dejará indiferente a ningún amante de la mitología. Conocerás a fondo a diferentes dioses nórdicos mientras de embarcas en una aventura llena de acción y humor a lo largo de unas intricadas ramas que darán lugar a los nueve mundos. Sin duda una historia imprescindible para todo fan del género y de las historias de este hombre, pues cada una de ellas es especial a su manera.

—¡Que tenéis que seguir las normas! ¡Matarlas en su hogar sin provocarlas sería irrespetuoso!
—Vale —dije—. No nos gustaría matarlas irrespetuosamente.

Andrea