Líneas Ley. Caminos secretos de los Espíritus (1)

¡Bienvenidos Brujillos y Brujillas a una nueva entrega de nuestro especial de magia y hechicería! En esta ocasión, os vengo hablar, no de brujas, sino de un poquito de magia, concretando un poquito más, de GEOMANCIA.

Geomancia, viene del griego y significa “adivinación por medio de la tierra”, el arte de lograr la comprensión de una situación por medio de técnicas ocultas relacionadas con la misma.

Y para comenzar a hablaros un poco de esta pseudociencia que durante la Edad Media y el Renacimiento formó parte de las llamadas “Siete Artes Prohibidas”, quiero hablaros de uno de los temas que más me ha fascinado siempre. Las Líneas Ley.

¿Qué es una “Línea Ley”? Las extrañas energías entre lugares sagrados, líneas del sol y la luna, simples alineamientos entre lugares, o las sendas de los espíritus incorpóreos.

El 30 de Junio de 1921, Alfred Watkins, un hombre de negocios de Herefordshire (Inglaterra), conducía por una carretera en Blackwardine, cerca de */Leominster. Atraído por la cercana excavación arqueológica en un campamento romano, detuvo su caballo para comparar el paisaje a cada uno de los lados de la carretera con los puntos marcados en su mapa.

Mientras contemplaba el paisaje a su alrededor vio, en palabras de su hijo, “como una cadena de lucecitas” , una serie de alineamientos rectos de varios rasgos antiguos, tales como menhires, cruces en los arcenes, castros e iglesias antiguas. El descubrimiento, según escribió más tarde, vino a él “como un flash”.

Los entusiastas comentaristas desde entonces han interpretado esto como una visión mística, que el metódico y práctico Watkins seguramente habría negado indignado. Watkins no fue la persona en darse cuenta de los alineamientos en los lugares antiguos, pero fue el primero que propuso que los alineamientos existían por toda la Tierra y, crucialmente, darles un nombre apropiado, “Leys”, por la frecuencia con la que este nombre de origen sajón, que se refiere a una franja despejada de la Tierra, sucedía entre ellos.

Desde el día que hizo público su descubrimiento, las líneas ley se asociaron a caminos prehistóricos, astronomía antigua, energía mística de la tierra, fantasmas, chamanes y espíritus de los muertos.

Menudo viaje más largo y extraño….

EL MISTERIO DE LAS LÍNEAS LEY

La imaginación que no se enciende al oír por primera vez sobre las líneas ley es aburrida. Desde el simple descubrimiento de Alfred Watkins en 1921 de las antiguas y perdidas vías, las líneas ley han evolucionado hasta abarcar un amplio campo de teoría y especulación.

A principios del siglo XX la investigación comenzó a especular con que las líneas ley debían ser identificadas con alineamientos astronómicos o líneas mágicas o espirituales. Sin embargo, el moderno resurgimientos de la búsqueda de líneas ley fue, en gran medida, iniciado por la locura de los platillos voladores tras la guerra.

En 1950, el ufórogo francés Aimé Michell había declarado que los avistamientos de ovnis, al situarlos en un mapa, seguían líneas rectas que podían llamarse “ortotenias”. Uno de los primeros “abducidos” por extraterrestres, Buck Nelson, había escrito que los pilotos de los platillos volantes usaban las líneas de fuerza magnética de la tierra para impulsar sus naves. Después, a principios de los 60, el ex piloto de la RAF Tony Wedd, un estusiasta creyente en los ovnis puso estos dos conceptos con las líneas ley de Alfred Watkins, y así nació la línea ley proveniente de una línea de fuerza magnética.

La contracultura de los años sesenta aprovechó las líneas ley como parte de la revolución cultural y las líneas de energía mística rápidamente se convirtieron en una explicación aceptada para las líneas ley. Pronto los zahoríes anunciaron ser capaces de localizar las energías ocultas en lugares sagrados antiguos, como círculos de piedra y menhires, catedrales o pirámides, y finalmente afirmaron ser capaces de buscar las líneas ley que circulaban entre ellos.

LOS PRIMEROS BUSCADORES DE LÍNEAS LEY.

Alfred Watkins rápidamente se puso a trabajar para verificar su descubrimiento inicial. Viajó mucho por su condado de Heterfordshire fotagrofiando lugares y acumulando una gran cantidad de datos, publicados en 1925 como The Old Straight Track.

Concluyó que el alineamiento de colinas importantes y los rangos de lugares menos importantes entre ellos representabas las rutas de los comerciantes prehistóricos que llevaban sal, cerámica y piedras de sílex. Ignorado por los arqueólogos de su tiempo, rápidamente se convirtió en un éxito de ventas y la búsqueda de las leneas ley pronto se convirtió en una afición popular.

En dos años, el “Straight Track Postal Portfolio Club” fue fundado por los entusiastas de las líneas ley para investigarlas ellos mismos. Sus investigaciones se enviaban por correo en una serie de carpetas a cada uno de ellos, siguiendo un turno. Se propusieron muchas líneas ley, algunas de las cuales se descubrió claramente que nunca habían sido rutas de comercio, y pronto los miembros comenzaron a dudar de los descubrimientos clave de Watkins.

Aunque se propusieron muchas teorías extrañas para las líneas ley, nadie parecía estar cerca de encontrar una explicación satisfactoria. Con el estallido de la guerra en 1939, el Club finalmente se separó y las teorías de Watkins fueron totalmente olvidadas hasta los años 60.

ALINEAMIENTOS ASTRONÓMICOS.

La investigación de Sir Norman Lockyer en 1901 sobre la orientación astronómica de los templos antiguos demostró que ciertos alineamientos de piedras en el centro de Stonehenge habían sido dispuestos así para señalar el momento de la salida del sol o la puesta del mismo en ciertos días del año (opuestos).

Alfred Watkins no perdió en visitar de nuevo Stonenhenge para continuar lo que Lockyer no había desarrollado completamente: la evidencia de otros puntos marcadores para esos alineamientos astronómicos. Encontró pruebas válidas para cuatro de esos alineamientos. El almirante Boyle Sommerville corroboró más: se trataba de un miembro del Straight Track Club que se había dado cuenta de que carios círculos y filas de piedra en las islas Hébridas y en Irlanda estaban correctamente alineados hacia la salida y la puesta de sol en los días concretos del año. Tales alineaciones continuaban después en líneas rectas hacia marcas, muescas, túmulos o en terraplenes, o cerca de cumbres de colinas varias millas lejos de allí.

Un alineamiento similar puede verse en Newgrange, Irlanda, donde el corredor de las cámaras centrales de la tumba está orientado hacia el punto por donde sale el sol en el solsticio de invierno. En la misma línea hay dos mojones decorados, un túmulo funerario y una de las piedras del círculo de piedras que lo rodea.

Continuará…

Sandra

Sandra

Sandra de Lucas (León, 1996) es una apasionada de la literatura que adora vivir aventuras de la mano de un buen libro. Antes de dedicarse al mundillo literario quiso ser criadora de dragones (pero la idea no llegó demasiado lejos, no sé yo porque…). Actualmente es escritora, blogger y podcaster a tiempo completo.

1 Comment

    Avatar
  • gracias por tan importante información, me gustaría que pusieran pronto la continuación, y algún mapa de etas lineas ley, gran sabiduría Sandra. bendiciones

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *