Reseñas

Brooklyn Follies de Paul Auster

¡Muy buenas a todos Brujillos y Brujillas! Por fin puedo tomarme un respiro y pasarme por aquí. Hoy os traigo un libro que me mandaron leer en la universidad e increíblemente, acabó gustándome más de lo que esperaba. Como podéis suponer lo empecé como cualquier otro libro que nos mandan leer para clase, sin ganas. Sin embargo, a medida que iba avanzando en la lectura más me iba enganchando. Pero no quiero adelantar acontecimientos, así que demos comienzo a la reseña para poder analizarlo correctamente y que valoréis vosotros mismos la lectura.

  • SINOPSIS: 

Nathan Glass, un hombre de sesenta años que acaba de superar una enfermedad, ha decidido retirarse a Brooklyn para pasar los últimos años de su vida. En el barrio, acude asiduamente a una cafetería, donde estrecha vínculos con una camarera, y a una librería regentada por un peculiar

personaje. La casualidad le lleva a coincidir con su sobrino Tom, con quien había perdido el contacto, que intenta ganarse la vida combinando los trabajos de librero y taxista. Brooklyn los unirá de nuevo y construirán una relación que el tiempo había interrumpido.

Imagen relacionada
  • RESEÑA:

Para empezar sobre lo principal de la novela, debéis saber que es un libro sobre la vida y sobre como vivirla. Tenemos al personaje principal, Nathan, un hombre mayor de unos 50 o 60 años que ha superado recientemente un cancer. A pesar de ello, no está muy feliz de seguir viviendo. Se ha separado de su mujer, su hija cansada de su actitud tan déspota no le habla… Así que se muda a Brooklyn, el lugar donde se crió, para morir. Se coge un pequeño apartamento con sus ahorros de un trabajo de toda la vida y todos los días realiza la misma rutina sin muchos ánimos.

«Estaba buscando un sitio tranquilo para morir».

Pero todo cambia el día que se reencuentra con su único sobrino, Tom, el hijo de su hermana la cual murió años atrás. En cuanto lo ve no lo reconoce, el recordaba al antiguo Tom, aquel que estudiaba en la facultad y estaba entusiasmado investigando para su tesis doctoral. Un joven fuerte y vivaz. Pero lo que se encuentra es todo lo contrario. Se encuentra un hombre abandonado por los años, desmejorado tanto mental como físicamente, que pasa sus días lamentando no ser capaz de terminar la tesis mientras conduce un roñoso taxi para ganarse la vida.

A partir de aquí prefiero no contar más sobre la trama ya que a continuación del reencuentro con su sobrino ocurren los más sorprendentes acontecimientos y Nathan acaba conociendo a toda una variedad de personajes más vertiginosos de la historia. Desde miembros de una secta religiosa, pasando por una niña que se niega a hablar hasta un travesti dependiente de una librería.

Como podéis deducir, es una novela con un montón de personajes secundarios. Los principales para mi han sido Nathan, Tom y la hermana de Tom, Aurora. De la cual no voy a hablar para que no se me escape ningún spoiler.

Si no recuerdo mal, en clase llegamos a la conclusión de que había unos 20 o 30 personajes secundarios. Impresionante ¿verdad? Ni que fuese esto Juego de Tronos. Sin embargo, así es. Paul Auster presenta a un montón de personajes en su libro y siempre suele hacer algún parón para presentarlos de la mejor forma posible sin interferir en la trama y darle continuidad. A pesar del gran número de personajes, el autor consigue que no pierdas el hilo con ellos. En ningún momento te va a hacer falta volver hacia atrás para recordar quien narices era ese con el que está hablando ahora.

La narración es muy fluida, se lee muy rápido. Yo en concreto me lo leí en unos dos días. Pero si es verdad que al principio puede hacerse un poco pesado, hasta que te acostumbras a la forma del autor de narrar la historia. Eso es otro punto a destacar. La narración de esta novela está completamente realizada a través del punto de vista del Nathan, con algunos flashback al pasado para continuar la trama. Es básicamente, como estar metido en la cabeza del protagonista y ver todo como él lo ve, recordar todo como él lo recuerda y conocer a la gente como él lo conoce. Puede que en algunos momentos sea algo confuso, pero enseguida recuperas el hilo de los pensamientos de Nathan.

La historia no está ubicada únicamente en Brooklyn, sino que el escenario va cambiando. Depende de donde se encuentren los pensamientos de Nathan, estaremos en su antigua casa o de viaje con su sobrino.

<<Cada hombre contiene varios hombres en su interior, y la mayoría de nosotros saltamos de uno a otro sin saber jamás quienes somos.>>

Definitivamente es un libro que recomiendo si te gustan este tipo de lecturas sobre el sentido de la vida. Tiene una reflexiones bastante interesantes aunque también es verdad que en algunos momentos, como en conversaciones en las que comienzan a expresar ideas demasiado enrevesadas, se hace un poco tostón. Obviando esto, es una lectura interesante que siempre te va a dejar con la intriga para seguir leyendo. El ritmo es rápido, nunca dejan de ocurrir cosas. Si os gustan los temas relacionados con los libros (que supongo que sí, porque sino no se que hacéis aquí) os va a encantar ya que debaten diversos puntos además de que hablan sobre autores conocidos y exponen algunos datos curiosos. Por ejemplo, en un momento de la obra Nathan y Tom hablan sobre la vida de Edgar Allan Poe y sobre su muerte. Son temas que si te gusta este mundillo te va a encantar formar parte de su debate.

Y para acabar, El Final. Sí, con mayúsculas, porque eso no es un final, es El Final. Para nada esperado y relacionado con un acontecimiento histórico muy importante. Si queréis descubrir cual es, ya sabéis… ¡A leer!

PUNTUACIÓN:

8’5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *