El Código Da Vinci

¡Bienvenidos de nuevo Brujillos y Brujillas! Siguiendo en mi línea y más tras el II encuetro de Ocultura que se celebró en mi ciudad la semana pasada, he decidido traer otra vez una novela versada en el misterio, la historia y los enigmas que esta entraña en lo más profundo de su seno.

Pese a que este libro es la segunda entrega de la saga, fue el que lanzó al profesor Robert Langdon, su protagonista, a la fama más aún cuando en 2006 se filmó la primera película de la saga. Así pues, demos paso a un libro lleno de misticismo y teorías de la conspiración…

¡Comenzamos con El Código Da Vinci!

Bueno, como comenté antes, esta novela no es la primera entrega de la saga de Robert Landong, sino que de manera enterior, en el año 2000 se publicó Ángeles y Demonios la que muchas piensan que es la secuela, puesto que en la gran pantalla fue el segundo lanzamiento versado en las obras del autor. Lo cierto es que la cronología, es la siguiente.

  1. Ángeles y demonios (Angels & Demons, 2000, ed. Umbriel). Adaptada al cine en 2009.
  2. El código Da Vinci (The Da Vinci Code, 2003, ed. Umbriel). Adaptada al cine en 2006.
  3. El símbolo perdido (The Lost Symbol, 2009, ed. Planeta)
  4. Inferno (Inferno, 2013, ed. Planeta). Adaptada al cine en 2016.
  5. Origen (Origin, 2017, ed. Planeta).

Aclarado esto, comencemos con la reseña de tan amado y a la vez odiado libro.

Como todos sabéis y como ya he dejado entrever con anterioridad, adoro las novelas de índole histórica que se dedican a intentar destripar lo que ocurrió hace muchos siglos atrás, o a hacernos un mix entre realidad y ficción para mostrarnos las mejores teorías de la conspiración de todos los tiempos. Un buen exponente de ello es mi predilección por las obras de otro autor del género que conocí antes que a Dan Brown, además de mi país, Javier Sierra (A quién tuve el placer de conocer el pasado sábado, como visteis en Instagrampor lo que intentaré dejar mi fanatismo por el género, para ofreceros la mejor reseña posible.

Todo da inicio con un asesinato en medio del museo del Luvre, el de su conservador Jacques Saunièrees, quién ha aparecido representando al famoso Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci. Aquí, ya en las primeras páginas, se comienza a dejar entrever el porque del título. Bueno, volviendo a lo importante. El hombre ha sido asesinado y no solamente se encuentra en esta curiosa posición, sino que ha dejado un mensaje críptico junto a su cuerpo, en un lateral y un pentáculo dibujado con su propia sangre en el pecho.

Un buen comienzo para un Thriller teólogico-conspiratorio. Y oye, los policías parisinos, para su suerte o desgracia no están especializados en simbología, ni religiosa ni de ningún otro tipo, por lo que deciden recurrir a un experto en la materia, Robert Langdon, que se encuentra en la ciudad por una conferencia sobre el tema en la universidad (El cual casualmente también tenía una cita con el muerto ese mismo día) y con la criptógrafa Sophie Neveu.

Pero la verdad es muy distinta, pues el hecho de llevar al hombre a ver el cuerpo del muerto es sólo un pretexto, pues realmente creen que él es el asesino de Saunièrees, pero claro, de esto él pobre no tiene ni la menor idea… como un corderito al matadero.

Cómo no podía ser de otra manera, con la ayuda de Sophie, ambos se embarcarán en una carrera contrareloj para probar su inocencia, además de descrifrar las numerosas pistas que Jacques ha dejado a lo largo de la galería de arte, concretamente en las obras del genio del Renacimiento, que tendrá como fin que Neveu descubra la verdad sobre su familia, pues resulta que el conservador es su abuelo, además de que su linaje guarda un gran secreto. Esto hará que se vean inmersos en un montón de situaciones en las que el dúo pondrá su vida en peligro en pos de la verdad.

Si algo caracteriza El Código Da Vinci es que nada es como parece. Secretos, misterios y mentiras definen esta novela con cientos de críticas a sus espaldas. Y no podía ser de otra manera pues nos muestra una idea muy diferente a la que está “políticamente correcta y aceptada” por la iglesia y como esta se fundo, mostrando una cara completamente diferente a lo que los miles de ejemplares de la biblia nos han contado a lo largo de los siglos y los siglos.

Volviendo a la novela. Tas escapar de la policía descubren que Saunièrees es el Gran Maestre del Priorato de Sion, por así decirlo, una de las ramas de los Caballeros Templarios (yo aquí, personalmente discrepo un poquillo con esta interpretación). Al final, acuden a un viejo amigo de Langdon que les ayuda en su búsqueda de la verdad pese a estar lisiado, y así, hasta llegar al final de la línea rosa para descubrir el gran mistrerio final.

Una obra altamente recomendable para los amantes de los misterios históricos, donde se pone en entredicho la divinidad de Jesús, el que Pedro fuera el designado para dirigir la Santa Sede y donde nos muestran, como el linaje del hijo de Dios se pertrechó mediante una unión carnal con Maria Magdalena mediante la teoría del Santo grial Sang Real (Sangre Real).

Si tenéis oportunidad, leerlo sin lugar a dudas, porque, si os pasa como a mí la primera vez que este ejemplar cayó en mis manos hace ya muchos años, comenzaréis a comeros la cabeza intentando averiguar que es real y que no dentro de la sociedad que conocemos, y por que muchos textos, certificados por expertos e historiadores nunca han sido reconocidos por la Iglesia. Esas cositas que nos hacen el día a día más animados. Eso si, también decir que el libro viene cargado de muchísima ficción, no todo son datos constatados.

Sin más que decir… ¡Ser felices mis brujillos!

Pdta. Como colofón final, os dejo una imagen de la Última Cena de Da Vinci, que es uno de los ejes de la controversia dentro de la obra.

NOTA: 6/10

 

Aquí os dejamos el enlace donde podéis comprar el libro en Amazon o hazte socio de Kindle Unlimited

Sandra

Sandra

Sandra de Lucas (León, 1996) es una apasionada de la literatura que adora vivir aventuras de la mano de un buen libro. Antes de dedicarse al mundillo literario quiso ser criadora de dragones (pero la idea no llegó demasiado lejos, no sé yo porque…). Actualmente es escritora, blogger y podcaster a tiempo completo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *