Reseñas

Un evento diferente

¡Buenas tardes Brujillos y Brujillas! Hoy, os traemos un especial documental ¡Guau!

Y es que ayer, me hice unos cuantos kilómetros en coche (aunque papá conducía :] ) para ver a unos héroes muy especiales. Y es que, estoy enamorada de la iniciativa que ha tenido esta asociación y más aun de los adorables agentes jubilados que la conforman.

‘Héroes de 4 Patas’ es una organización sin ánimo de lucro que persigue dar visibilidad a la labor de las Unidades Caninas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad así como toda unidad o grupo que realice su labor con perros de trabajo, hasta aquí todo correcto, pero su objetivo prioritario es encontrar un hogar a todos los agentes que abandonan el servicio por edad, o por alguna enfermedad.

Aclararé que los agentes, son peludos, de cuatro patas y para saludarte te dicen ¡Guau! 

Esta asociación, nació en 2015 gracias a siete miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sensibilizados con el trabajo de estos canes y conscientes de las carencias existentes en España en lo que se refiere a la jubilación de los perros de las Unidades Caninas. Actualmente, cuentan con más de 150 familias adoptantes a lo largo de todo el territorio.

Yo conocí esta asociación por mi hermano pequeño, de 13 años, que quiere ser guía canino cuando sea mayor, además de que, el perro que adoptaron mis padres, era uno de estos adorables jubilados.

Pues así comenzó mi sábado, madrugando, despidiéndome de mis hermosos gatos (Tooffelino y Nox, ya os los presentaré más adelante) y partiendo al encuentro con mi familia para poner rumbo a Ávila, lugar, donde se daría este encuentro.

Me saltaré las horas de viaje, paradas y anécdotas entre libros y música, para pasar directamente, a cuando llegamos al recinto donde se encontraba el stand de la asociación.

Como podéis ver, la mar de completo, tazas, camisetas, alfombrillas para ratón… Pues allí, conocí a tres simpáticos agentes. Coco, el más jovencito, que es este hermoso Teckel marrón, que está por así decirlo en la escuela de perros policía y a sus dos hermanos mayores, ya retirados.

Simpáticos y amigables con todo el mundo, y encima tienen ese mirar tan único…

Bueno, tras la hora de comer, conocimos al resto de los jubilados, y aun par de agentes en activo, como es Panther, el que veis en la siguiente foto junto a mi padre. Con ese pelaje oscuro y ese porte de pastor belga. Y es que este Malinois, sería uno de los protagonistas de la tarde, con su exhibición, puesto que está especializado en explosivos.

También os presento a Yoda, un cruce de Pastor Alemán y Malinois de cinco años, que aun que lo parezca por esa pedazo cara de cachorro que tiene, ya está jubilado. Como os imaginaréis, la chica que está abrazándole fue su adoptante, junto a su marido. Esta pareja gallega, adoptó a Yoda hace un año, para darle un pedazo de hogar, y la verdad, el ex agente no se puede quejar, ha estado en la nieve, en la playa, en la montaña, vamos, que viajes con sus dueños no le han faltado, y la verdad, es que posa como un verdadero campeón, que África nos estuvo enseñando unas cuantas fotos, y adora la cámara. Bueno ya lo veis vosotros mismos.

Y este tranquilón que veis aquí, es Maxim, también un pastor alemán de siete añitos. He de decir, que es al que más atosigué a la hora de acariciarlo junto con Coco y Yoda, aun que creo que ninguno de ellos tiene queja al respecto. O al menos, conmigo no se quejaron. Esta preciosidad acudió acompañado de sus dueños, un agradable matrimonio y su hija, que estaban atentos a él en todo momento, por si necesitaba cualquier cosa. Así da gusto, vivir a cuerpo de rey ¿Verdad Maxim?

Y no, os juro y os perjuro, que no es ningún peluche. Es Roony, un pastor alemán, la mar de achuchable como podéis apreciar. Pastor alemán que formó parte de la guardia civil, tiene doce añitos, y por lo que sabemos, se lleva genial con los más peques de la casa.

Esta dama que veis aquí, es junto a Panther, la otra agente que vino a la exhibición. Flecha, es una perrita de caza, especializada sustancias estupefacientes. Es la mar de juguetona y su guía, cariñosamente la llamaba llorona. La verdad es que era una verdadera maravilla poder disfrutar de los mimos de estos perros, que aun que dedicados a un trabajo tan peligroso e importante, siguen siendo unos compañeros magníficos.

 

 

 

Esta es Junia, la única jubilada que estaba presente en el evento, y creerme cuando os digo, que al lado de su dueño, no sabría decir cual de los dos irradiaba más felicidad. Por lo que me estuvo contando el buen hombre (ya sabéis que yo para los nombres soy un completo desastre), para él, había sido un verdadero regal

 

o tener a esta preciosa pastor alemán junto a él. Vamos, la pareja ideal como yo digo. También, tristemente, compartió conmigo como hacía un año había perdido a otro gran amigo peludo, en este caso un golden, por un problema de páncreas… pero bueno, lamentablemente son cosas de las que nadie nos salvamos, ni siquiera estos animalillos de buen corazón ¡Pero basta de lagrimones!

Y bueno, como veis, según comenzaba a acercarse la hora de las diferentes exhibiciones, el recinto deportivo se iba llenando por momentos, por lo que era hora de preparar a nuestros amigos, peludos, el escenario dentro de la cancha, y comenzar a mostrar al mundo la labor de estos majestuosos y valientes animales.

El evento, dio comienzo, presentando a los jubilados y al aspirante (Coco) con sus familias. Uno a uno, se les reconoció la labor que hicieron en  los diferentes Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Y una vez presentados nuestros agentes ya retirados, le dejamos la pista a sus hermanos más jóvenes y aún en activo (abajo podéis disfrutar de todas las fotos… bueno no todas que sino tendríamos un book de casi 700 imágenes).

El primero en entrar en la pista fue Panther, que como dije arriba, experto en cosas que hacen ¡Pum! Comenzamos con un ejercicio de obediencia donde María, su guía, le indicaba que fuera a su lado, entre sus piernas, o que se quedara tranquilo tumbado, mientras ella inspeccionaba una de las maletas elegidas para su práctica. Aun que hemos de decir, que Panther es un gran profesional, que de vez en cuando, se escapaba donde estaba la maleta para ir avisando de que dentro, ahí, apoyada en el poste de la portería, había algo peligroso.

María nos explicó que los perros que al igual que este malinois, están en la sección, por llamarlo de algún modo, de explosivos, usan un marcaje pasivo, olfatean la maleta, pero jamás impactan contra ello o rascan el recipiente (como dije, maleta en este caso), en lugar de eso, lo que hacen es sentarse a su lado. Así evitamos detonaciones no deseadas.

Otra de las cosas que se nos mostraron, fue, como apuntando con un láser a una maleta, estos perros identifican el objetivo y arriesgan su vida para inspeccionar el objeto, mientras sus guías están a una distancia segura ¡Si es que son unos verdaderos valientes!

Para finalizar, una prueba con varios voluntarios (unos adorables y valientes jovenzuelos), donde uno de ellos, se guardaba el objeto a detectar, y nuestro amigo de pelaje oscuro tenía que encontrarlo. Olisqueó a cada unos de los niños, y al llegar a su destino, se sentó a su lado mirando a su guía con cara de “Aquí está, lo he encontrado, quiero mi premio”.

Cuando Panther se fue a descansar, llegó el turno de Flecha, nuestra chica antidrogas. Y para empezar, tras un poco de obediencia, cuatro maletas en círculo, separadas entre si, y sólo una de ellas contenía la sustancia estupefaciente. Como imaginaréis, siendo su trabajo, Flecha dio con la maleta, y en este caso se nos mostró un marcaje activo, pues no sólo le indicaba a su guía mediante un ladrido donde se encontraba la sustancia, sino que también rascaba la maleta. Así, da gusto.

También nos dimos cuenta de que es una perra muy enérgica e inquieta, pero que pese a ello, sabe hacer a la perfección su trabajo.

Como segunda fase de la exhibición de Flecha, volvimos a contar con la ayuda de diferentes voluntarios, también niños, y de un adulto perteneciente al equipo técnico de las instalaciones, que era el encargado de llevar la sustancia estupefaciente en uno los bolsillos de su pantalón.

En este caso pudimos ver como la agente canina realizaba un marcaje activo sobre el individuo.

Como veis pudimos conocer un poquito del trabajo que hacen estos magníficos perros y como arriesgan su vida por todos nosotros formando parte de las diferentes fuerzas de seguridad del país. Pero eso no fue todo, tras nuestros amigos policías finalizar su exhibición, llegó el turno de otros jubilados muy especiales.

Su guía, los denominó perros payaso, como el mismo, un payaso en toda regla. Y no, no le estamos insultando ni mucho menos, sino, que él y sus amigos caninos, se dedican al espectáculo de manera más divertida y con discos.

Deciros también, que sus compañeros caninos son muy especiales, uno de ellos es ciego, y otra, tiene un problema del corazón. Pero eso no les impide hacer saltos y cabriolas para divertirnos a todos nosotros mientras ellos se lo pasan de lujo jugando con los discos, y también, los más pequeños pudieron disfrutar de un rato con estos animales, lanzando ellos mismos los discos y creando recuerdos que esta humilde servidora, está segura de que guardarán en sus corazoncitos durante mucho tiempo

 

Diré que enamorada me encuentro de esta foto de Panther…

Fijaos en los ojitos de esta preciosidad. Tristemente, no es un reflejo de la cámara, sino que el animalillo está ciego. Como dije anteriormente, su discapacidad no le impide disfrutar, pues mediante el sonido (golpes en el disco) juega como sus otros dos hermanitos.

Espero que os haya gustado este pequeño reportaje fotográfico y mi verborrea de lo vivido ayer, y de verdad, os animo muchísimo a colaborar con esta asociación, ya sea con algún donativo o adoptando a uno de estos preciosos y peludos héroes, que de verdad se lo merecen.

Muchas gracias y ¡Ser Felices! Nos vemos en la próxima reseña.

 

pdta: Os dejo por aquí, el enlace a la web de Héroes de 4 Patas.

http://heroesde4patas.org

Autor

sandra@elrincondelnephilim.com
Sandra de Lucas (León, 1996) es una apasionada de la literatura que adora vivir aventuras de la mano de un buen libro. Antes de dedicarse al mundillo literario quiso ser criadora de dragones (pero la idea no llegó demasiado lejos, no sé yo porque…). Actualmente es escritora, blogger y podcaster a tiempo completo.

Comentarios

Paula I de Leon
9 octubre, 2018 a las 10:01

Me ha encantado!😍 Es genial que eventos así consigan un poco más de difusión. Enhorabuena, hermana!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Ángel Perdido

29 septiembre, 2018